• UNA CIUDAD, TRES PARAISOS

Playas

El Rompido - Sabor a mar

Cartaya es un municipio costero, en el que vecinos y visitantes pueden disfrutar de hermosas playas donde un baño o un simple paseo al atardecer se convierten en un auténtico placer:

El Rompido ha visto como el turismo viene a complementar cada día más su economía. El mar es este lugar estratégico, colindante al Paraje Natural de la Marismas del Piedras y justo en el inicio de su ría, destino común para quienes buscan unas inmejorables condiciones para la práctica de los deportes náuticos. Aunque también es posible disfrutar de paseos en barco y jornadas de pesca. No en vano, el encanto de este pueblo marinero y la calidad y frescura de sus pescados y mariscos, han convertido a El Rompido en un destino gastronómico de primer orden.

En este enclave, la actividad dinámica litoral ha conformado una singular formación arenosa, la Flecha de El Rompido, que se abre al océano Atlántico desde una playa virgen a la que es posible acceder gracias a los servicios de paso en transbordador que se sitúan a las orilla de las playas de Cartaya. Su riqueza vegetal y faunística hacen del Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha de El Rompido un lugar de especial interés para los amantes de la naturaleza.

Nuevo Portil y San Miguel - Un bosque asomado al mar

Las playas de Nuevo Portil y San Miguel se asoma al mar desde uno de los miradores más hermosos de la costa onubense. Rodeadas de pinos y enebros, estas playas cuentan con una planificación urbanística de clara vocación turística de calidad. De hecho aquí se dan las densidades urbanas más bajas del litoral español. El ocio activo y la naturaleza, son sus valores.

Nuevo Portil cuenta también con instalaciones deportivas, educativas y naúticas, desde las que pueden llevarse a cabo excursiones en barco a lugares tan especiales como la playa virgen de la Flecha de El Rompido.

El complejo turístico se completa con un campo de golfen el que se ha respetado la hermosa arboleda que se extiende hasta el mismo acantilado que se asoma a sus playas.

Por su parte, la playa de San Miguel se enmarca igualmente en el proyecto turístico de calidad del municipio, fundamentado en el ocio activo, la naturaleza y el mar. Esta playa fluvial dispone también de servicios de transbordadores que la conectan directamente con la playa virgen de la Flecha. Cuenta con la calificación medioambiental de Bandera Azul 2018.