• UNA CIUDAD, TRES PARAISOS

Pinares

Pinares de Cartaya

El patrimonio forestal de Cartaya, o Campo Común, es conocido popularmente como Pinares de Cartaya, puesto que la especie más numerosa y más representativa del territorio cartayero es el pino piñonero (Pinus pinea), abarcando aproximadamente una superficie de 11.500 hectáreas.

El Campo Común de Cartaya posee un gran valor ecológico y paisajístico. En él existe una gran variedad de especies vegetales del bosque mediterráneo (piso termomediterraneo), y una gran variedad de especies de animales sobre todo en lo que concierne a la avifauna y a pequeños vertebrados como lirones, conejos, liebres, zorros, jinetas, etc.

El Campo Común de Cartaya esta subdividido en dos entornos bien diferenciadas entre ellas: el Campo Común de Arriba y el Campo Común de Abajo. La primera de ellas, el Campo Común de Arriba, tiene una superficie aproximada de 7629 hectáreas mientras que el Campo Común de Abajo cuenta con una extensión de 3.533 hectáreas.

El Campo Común de Abajo se localiza al sur del municipio, lindando con el cordón dunar. Esta zona llega desde el primer cordón dunar hasta el paraje llamado “El Menajo”.

En cuanto al Campo Común de Arriba, además de servir de zona cinegética y usarse como suelo para realizar trabajos tradicionales como los boliches de carbón vegetal y de uso recreativo, es muy importante porque también actúa como corredor ecológico para especies de aves y mamíferos, ya que conecta la costa con el andévalo.

Por otra parte, el Campo Común de Arriba posee un relieve más escarpado. Su extensión llega desde el paraje denominado “El Menajo” hasta el límite norte territorial del municipio con San Silvestre de Guzmán y Villanueva de los Castillejos.

Además, en ambas zonas podemos encontrar senderos, merenderos y áreas recreativas que se  disponen por los Pinares de Cartaya para que el visitante pueda disfrutar de este excepcional entorno natural.